Estilo nórdico para el hogar

Comparte

Si buscas un estilo atemporal y que no pase de moda, este es tu estilo. Esta tendencia está de moda desde hace ya unos años y de momento se queda.

Estilo nordico para el hogar

Este estilo que nació a principios del siglo XX y viene de los países del norte de Europa, se caracteriza principalmente por la luz. Ya que dichos países tienen escasa luz natural la mayor parte del año, hay que intentar multiplicar la claridad, es por eso que hay que evitar a toda costa los tonos oscuros en suelos, paredes o muebles. Es decir, la base tiene que ser en tonos claros, o totalmente blancos y combinarlo con suelos de madera en tonos claros. Para darle un poco de vida, utilizaremos colores en cojines, alfombras, mantas o accesorios decorativos. Por otro lado, con muy pocos cambios, esto hace que con muy poquita cosa podamos darle otro aire a nuestro hogar.

En cuanto a los materiales, todo tiene que ser 100% natural. Es material estrella es la madera, que está presente no solos en suelos y muebles, también en las paredes y en complementos. Tiene que ser madera como el haya o el abedul, son tonalidades claras que consiguen que el espacio sea más acogedor.

Lo natural también se traslada a los textiles, en el estilo nórdico no faltan el lino, la lana, el algodón o incluso piezas hechas de ganchillo. Cuando el termómetro sufre bajadas importantes aparecen las pieles para afrontar el frio lo mejor posible.  

Los muebles, suelen ser sencillos y de líneas rectas que hace que nos recuerde al minimalismo. Todo con el objetivo de conseguir ambientes diáfanos y espaciosos. No hay que sobrecargar el espacio, tiene que ser práctico y a la vez funcional. Esto no quita que todo tenga que ir en esa línea, podemos darle un aspecto más personal con alguna pieza industrial o con alguna antigüedad. También podemos introducir algo artesanal con alguna pieza decorativa o algún mueble restaurado (cabeceros, mesitas de noche…). En su conjunto seguirá siendo un estilo nórdico, pero con un toque personal y original.

Para las paredes, para romper con el blanco que va a predominar en toda la casa, podemos utilizar papel pintado, sobre todo para los dormitorios infantiles, de esta manera conseguiremos un toque más divertido y alegre.

Para dar el toque final, tenemos que añadir algún elemento vegetal en la decoración, las plantas o los ramos nos aportaran calidez a la vez que harán la estancia más acogedora.

Otros artículos de interés

Suscríbete a nuestra Newsletter

Síguenos